Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Prohibir’

FOTO CANDIDATURA CHA L'ALMUNIA

En las calles y plazas, a la pelota o con patines.

De todos/as es conocida mi lucha y mi trabajo, para conseguir que se eliminase la absurda modificación de la normativa de convivencia de La Almunia que prohíbe a los niños y niñas jugar a la pelota.

Y de todos/as es conocido el trabajo que hemos hecho desde CHA en los plenos del Ayuntamiento, con alegaciones, recogidas de firmas, con la prensa de Aragón la Ser, el Heraldo, el Periódico, Aragón Press, con una Queja al Justicia de Aragón, y mi esfuerzos con el fb, el twitter, publicando en el Mundo, con una campaña de change.org, y hablando mucho de ello, en la calle, en reuniones, en jornadas con expertos, con Tonucci, con Unicef Aragón….

Y al final el cambio lo han hecho posible los vecinos y vecinas con sus votos al conseguir cambiar el Gobierno Municipal.

Estoy contento de que una de las primeras decisiones del nuevo gobierno municipal del que formo parte sea eliminar la prohibición. Y que en esto también hayamos coincidido con el deseo de la Alcaldesa de La Almunia y los compañeros del PSOE de hacerlo rápidamente. Y hacerlo efectivo en el primer pleno que se pueda llevar.

Y poder contestar a mi hijo y a sus amigos que ya se puede jugar a la pelota en La Almunia.

Atrás queda la imagen de un pueblo de pandereta y llega la de un pueblo innovador, amable y feliz que defiende a la infancia. Y en el que como siempre sigue estando prohibido hacer actos vandálicos.

Y esto no ha hecho más que empezar.

Read Full Post »

José Manuel Latorre Martínez. SEVE

La trampa siempre campa, decimos en La Almunia. Un buen resumen para explicar la inexistente política cultural del Equipo de Gobierno del PP en 4 años. Sin ideas, sin programa y sin sentido. Y ahora sin saber dinamizar los equipamientos existentes en La Almunia, ni promover, apoyar o consolidar el activo tejido asociativo y cultural que protagonizan las más de 20 asociaciones culturales y más de 50 peñas de La Almunia. –¿Peñas?– Sí, sí, las peñas también hacen Cultura .

El PP ha creído siempre que las asociaciones, peñas o colectivos organizados hacían la competencia desleal al Ayuntamiento, y encima éste les tenía que pagar sus actividades. Es la razón fundamental por la que en el momento de plantear las subvenciones de cultura, las asociaciones lo tienen tan difícil para explicar sus proyectos anuales o sus eventos, a los que el ayuntamiento suele responder con silencio, ninguneo, maltrato institucional en forma bien de inconvenientes, contra-programación, de reducciones injustificables en sus gastos o hasta de cuestionamiento de la actividad que hacen. (¿Cómo puede ser que el Ayuntamiento no sepa recoger en un programa anual todas las actividades que hacen las asociaciones para no pisarlas?) En general a los responsables municipales de promover y fortalecer la cultura que hacen los vecinos, asociados y las organizaciones culturales, les ha faltado talento y criterio para pensar en consolidar un modelo cultural global en el que ayuntamiento, asociaciones y vecinos formen parte de un proyecto cultural que ponga en valor la cultura creada por la ciudadanía activa.

Así peñas, asociaciones, gestión del espacio público, equipamientos públicos y privados, y presupuesto municipal y actividad cultural programada por el ayuntamiento, son partes de un todo: la Cultura de La Almunia.

El Movement es el resumen de todo esto: un presupuesto generoso para una gran actividad potente para La Almunia, con entre 10.000 y 20.000 € de presupuesto según edición, en la que se convoca a las asociaciones para que rellenen un programa cuya estructura ha decidido unilateralmente la Concejala y que ya ha apalabrado con una empresa de gestión cultural –sin concurso público tampoco– y sin contratar las actuaciones con las asociaciones como proveedores de cultura que son y chantajeando les con la subvención que “probablemente recibirán” en la convocatoria que han sacado normalmente tarde (y con defectos de plazo y forma en su rectificación hace ya 2 años y con la que las propias asociaciones colaboraron apara mostrar su buen talante colaborador).

En general a todas les parece bien que se cuente con ellas para un acto para todo el pueblo y se han sumado con generosidad y sin recibir casi ni agua o un camerino decente, pero en sólo 3 años han descubierto el engaño, el PP organiza actividades a golpe de billetera porque no tiene ni criterio ni talento para promover ninguna actuación ni proyecto cultural de calado. Los que existen (y no los voy a nombrar) nacieron ahora hace 20 años –algunos– con el PP también en el gobierno y han contado siempre con unos apoyos muy raquíticos para lo que suponen para la vida cultural y social almuniense.

Así no es raro que el cine de La Almunia sea mudo (esté cerrado), en la calle se prohíba jugar (el espacio público se niega a la ciudadanía), el Fuerte esté cerrado, el Espacio Joven se niegue a los jóvenes como productores de cultura (y no usuarios), y las peñas se les niegue en su función de organizadoras de actividades socioculturales a lo largo del año (sí sí, cenas y reuniones sociales, con música, y hasta acontecimientos temáticos son una de sus facetas) y las asociaciones culturales estén enfadadas con tanto despropósito.

Quizás el ejemplo haya que buscarlo en Teruel, donde la fiesta de Los Amantes tuvo su explosión cuando incorporaron a las peñas como jaimas y oficios en su fiesta medieval.

En fin que la Concejalía de Cultura ha organizado ya el Movement para junio, con un programa de actuaciones –que ya están pagadas– y no hay presupuesto para pagar a las asociaciones, porque 10.000 € no son tanto dinero como puede parecer.

Eso sí, a la Concejala se le ha visto buena voluntad, pero sólo eso.

(Este post le llegará rápido al alcalde, concejales de cultura y festejos, pero si tienes dudas, ¡Compártelo, y así seguro que sí!)

Read Full Post »

Con la canción de Diego Escusol Nogueras recuerdo este triste aniversario. Pues sí Diego era cierto y además cosa de algún idiota, (o de varios) que en La Almunia no se juegue a la pelota.

Con tan mala suerte de que quien lo decidió fue por mayoría absoluta, el Gobierno Municipal del Partido Popular, con su Alcalde a la cabeza, con la oposicion de CHA y PSOE y buena parte de los padres y madres, vecinos y los propios niños/as a los que como en tantas otras cosas no han escuchado en todo este mandato.

Por entonces también el colegio estaba en obras y así continuó hasta noviembre, con los niños amontonados en el otro colegio, como también cantaba Diego.

Por si acaso a alguien se le han olvidado ya estos despropósitos contra la infancia de La Almunia, les refresco un poco la memoria: por si prohibir jugar en la calle les parece una tontería, les recuerdo que también la escuela municipal de música comenzó en enero, y ahora en marzo el PP (sí, el concejal de festejos y el de personal, obras y servicios) ha comenzado a hacer presión a los propietarios de algunos locales de peñas para que cierren y dejen a los chavales en la calle.

Quien tiene tan poco talento ni talante para tratar a la infancia y la juventud de su pueblo, quizás debería irse a su casa y no tener la vergüenza de presentarse de nuevo a las elecciones.

Y la recogida de firmas para que se elimine la prohibición de jugar a la pelota sigue en marcha, y quizás sea por eso, o por las llamadas de Unicef o los medios de comunicación al Alcalde, por lo que la policía no se haya atrevido aún a poner ninguna multa.

(al Alcalde este comentario le llegará pero por si acaso no les llega al resto del Equipo de Gobierno, y quieres que así sea, compártelo).

Read Full Post »

Heraldo de Aragón 08.03.15

Read Full Post »

Aragón Digital 06.03.15

Read Full Post »

El Periódico de Aragón. 06.03.15

Read Full Post »

CHA L'Almunia en El Justicia de Aragón

José Manuel Latorre Martínez “Seve” en la Sede de El Justicia de Aragón

Queridos Reyes Magos:

Este año he sido malo.

No me refiero a que no haya podido hacer las cosas que prometí para que me eligieran alcalde como crear empleo o traer industrias nuevas, u otras que hicieran más fácil la vida a los vecinos.

No, quiero decir que este año he sido malo con los niños y niñas de mi pueblo. Por eso os quiero avisar de que no os extrañéis si este año no os han pedido en sus cartas balones, patines o monopatines porque les hemos prohibido utilizarlos en las calles y zonas peatonales de toda La Almunia.

No os suene raro que digan en sus cartas que están tristes o preocupados porque tienen miedo a que la policía les pare en el parque si llevan un balón de baloncesto o fútbol en la mano porque no pueden jugar, ya que no hay en todo el pueblo una canasta o una portería donde se pueda jugar un partidillo sin pagar. Alguno/a igual hasta os pide un carnet especial para jugar en la calle, como si existiera eso…

No os extrañe que os digan que gracias a mí –o por mi culpa– tienen menos derechos que en otros pueblos y ciudades porque además de no preguntarles nunca su opinión (cosa que me parece una tontería, ya que aún no tienen uso de razón, que es lo que se ha dicho siempre) he eliminado el derecho a jugar que está reconocido en la Convención Internacional de los Derechos del Niño; que no me extrañaría que algún niño me denunciara.

Si alguno dice que no quiere juguetes y sólo quiere dinero, no creáis que es que los niños de La Almunia son más materialistas que otros o que son conscientes de la crisis de los mayores, y quieran ayudarles, es que les he puesto de pago el Espacio Joven, he aumentado la guardería y al polideportivo sólo entran los que pagan.

Algunos puede que pidan un cine nuevo, una escuela de música o un colegio porque tampoco hemos estado muy rápidos buscando soluciones a los recursos culturales o educativos que tenían obras. Ignorantes! sus padres los manipulan porque el colegio se acabó cuando dijimos nosotros. Ahora que si quieren cine, que vean vídeos.

Puede que alguno diga que a los perros les han hecho un pipican y a ellos nada. Todo el mundo sabe que es más fácil quitar un trozo de parque para contentar a unos pocos que solucionar los problemas de los niños de todo el pueblo. Además los niños no pueden hacer pipí en el parque o en la calle y que con ponerles multas a sus padres solucionado. No sé por qué los niños quieren un pipi-nen.

A lo mejor os dicen que no les gusta su alcalde y que quieren que me pongáis carbón, pero os aviso que mejor que no, porque en 4 años no he puesto en funcionamiento el punto limpio y a lo peor se me ocurre echar los residuos por el WC.

Ser alcalde es una tarea difícil llena de complicaciones y no siempre fácil de explicar a los vecinos y vecinas que con los pequeños “lo mejor es cortar por lo sano” así aprenden bien las normas y asimilan que no pueden hacer lo que quieren en las peñas o en los bares.

Aunque, igual podíamos prohibirles también tener peña hasta que no cumplan los 18 años.

Queridos Reyes Magos, como bien sabéis vosotros por vuestra magia tantas ideas malas no se le pueden ocurrir a una persona sola y que en el Gobierno Municipal trabajamos en equipo, y aunque solo necesitamos nuestros votos siempre le echamos la culpa a los demás.

¡Somos más traviesos!

(Comparte esta carta si quieres que les llegue al fb de sus Majestades los Magos de Oriente)

Read Full Post »

José Manuel Latorre Martínez. SEVE

Los niños y las niñas tienen derecho al juego, nos lo recuerda el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño que hoy cumple 25 años #CDN25años. Y en La Almunia, ¿se cumple?

Escribo este texto con tristeza y con la responsabilidad de alertar sobre la deriva hacia la que parece que nos están llevando algunas decisiones tomadas en los últimos meses, que afectan a aquellos a los que como ciudadanos, padres y madres, y responsables públicos y privados, deberíamos proteger y promocionar al máximo: a los niños y las niñas.

Suena muy tremendista decir que en La Almunia se incumple la Convención sobre los Derechos del Niño, pero por más que lo pienso y lo repienso, creo que no se está acertando cuando se toman medidas que afectan directamente a las posibilidades de desarrollo de la infancia en La Almunia y que no sólo no se promueven medidas de desarrollo integral de la participación infantil cuyos resultados a corto y largo plazo son más preventivos y educativos que cualquier medida coercitiva o punitiva, sino que se legisla y se adoptan decisiones económicas y normativas que les afectan directa e indirectamente en su desarrollo.

Las medidas que prohiben el juego, niegan la posibilidad de la mediación o la negociación como forma de resolver los conflictos que tanto en el juego como en la vida se dan y son intrínsecos a la vida en sociedad. Las medidas que dificultan la accesibilidad al espacio de juego o de esparcimiento, en especial a la infancia en dificultad social, económica o familiar, están aislando y estigmatizando a una parte de la infancia.

Están generando una fractura social, puesto que dividen a los niños (y por tanto a la sociedad) en ricos y pobres, en de aquí y de allá, en autóctonos y en inmigrantes, en buenos y malos. Y estas medidas esconden efectos perversos y colaterales que en nada benefician a nuestro pueblo –que ya es el ejemplo de cómo no se debe legislar desde la institución municipal sobre la convivencia o las medidas promocionales de la infancia-, ni tampoco solucionan los problemas de conciliación de intereses, y alertan sobre la necesidad de eliminar de la calle a las personas que juegan, aunque de fondo sean determinadas personas que juegan y a las que hay que quitar de la calle y de la vista.

Quisiera abrir una propuesta de diálogo, una iniciativa de conciliación entre las partes, que sólo al identificarlas me causa rubor, porque al pensarlo, pienso en el fracaso que como sociedad hemos cometido al necesitar una estrategia de mediación para que los niños y los mayores, los que juegan y los que ya no, los que utilizan la calle para crecer, socializarse o convivir y los que pasean, transitan, disfrutan de su ocio o descansan, se sientan y reposan en sus casas.

Estamos a tiempo de rectificar, de reconocer que hemos de proteger, promocionar, educar, apoyar, ayudar, rehabilitar, regular, resolver, intermediar, para que los conflictos por jugar no nos lleven a la deriva como sociedad almuniense.

Y sí, como trabajador social, educador, experto en participación, dinamización comunitaria, padre, ciudadano activo e implicado en actividades culturales, agrícolas, sociales, económicas y comerciales, activista político, concejal, ciudadano del mundo, creo que no puedo sino seguir alertando de la necesidad de proteger a la infancia en general. Y en especial a la infancia en riesgo, porque vive en una sociedad que no le protege o porque vive en una familia en dificultad social y económica, refozar a los niños con carencias y en proceso de aprendizaje de habilidades comunicativas,sociales, educar en los derechos y deberes, en los límites. Y pienso especialmente que hemos de escuchar a los niños, dejarles hablar, participar, opinar, sugerir, inventar, equivocarse, intentar, soñar, y acordarnos de nosotros mismos, todos y todas, que hemos sido niños/as, y ahora tenemos la posibilidad y la responsabilidad de construir un mundo mejor, y dejarles a nuestros sucesores, los niños y niñas nuevamente una sociedad más pacífica y más sostenible. Pero con ellos, no contra ellos.

Eliminando derechos de los niños y niñas sólo conseguiremos que crezcan en el odio, en las carencias y sin comprender por qué los mayores, y en especial los políticos que toman decisiones, decidieron un día prohibirles, impedirles o dificultarles la actividad con la que aprendían a ser PERSONAS: el juego.

También existe la posibilidad de que los niños sean quienes denuncien la vulneración de sus derechos ante la ONU por la vulneración de sus derechos según el III Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño. En este caso la vulneración del artículo 31 es flagrante en La Almunia, pero en la tramitación de determinadas normativas que les afectan, tampoco se les ha escuchado como dice el artículo 12 o se ha tenido en cuenta su interés superior como dicen el artículo 2 o el 3. En la planificación de las normas que les afectan como ciudadanos, o como vecinos, por ejemplo.

Lo dicho, propongo un pacto de sentido común y de inteligencia municipal, de los organismos y organizaciones, de la ciudadanía, por la infancia de La Almunia, algo así como una reflexión con calado y con un horizonte ambicioso para solucionar problemas, resolver conflictos, prevenirlos y promover una planificación global que tenga entre sus prioridades a los niños y niñas vecinos y vecinas de La Almunia, sean de donde sean y vengan de donde vengan, hayan o no nacido aquí, o estén de paso, aquellos a los que les debemos mostrar nuestra capacidad de conseguir su felicidad. Y que las reflexiones comiencen por el juego y abarquen hasta el ocio, el deporte, lo educativo, lo urbanístico, el descanso, los espacios, en definitiva, el modelo de pueblo que queremos tener, y que bien pensado, diseñado desde la mirada de la infancia, seguro que también es un pueblo más adecuado para mayores, familias, jóvenes….

Un pacto por la infancia, suena muy bien. A mi parecer, claro.

Read Full Post »

José Manuel Latorre Martínez. Seve.Estimado Sr. Alcalde de La Almunia:

Mientras Unicef publicaba hace unos días la lista de Ciudades Amigas de la Infancia entre las que están Calatayud, Ejea o Huesca, La Almunia engrosa ya la lista negra de los pueblos y ciudades del mundo en las que los niños no se tienen en cuenta para nada.

Gracias a su cabezonería y a la de su magnífico equipo de gobierno con su concejal de educación a la cabeza y sus responsables de Cultura, Agricultura o Acción Social después La Almunia ya no es ni será por mucho tiempo amiga de la infancia.

Prohibir jugar a la pelota en las calles y plazas es una actitud déspota y dictatorial digna de cualquier estado sin derechos en los que se prohíbe a los ciudadanos más indefensos de la sociedad un derecho fundamental que limita las posibilidades de socialización en el espacio público.

En su etapa de gobierno ha privilegiado las normas prohibitivas sobre otras soluciones conciliadoras de los intereses de todos. Y cuando tiene que favorecer su educación les convierte en infractores potenciales por el sólo hecho de jugar.

Imagino que ni conocerá ni le importarán las recomendaciones de Tonucci el pedagogo italiano que recomienda desde hace más de 20 años el juego en la calle, la autonomía en la calle o que se cuente con los niños para planificar las ciudades.

Imagino que les dará igual la fractura social que han provocado sus decisiones en el inicio del curso escolar o con el retraso en el inicio de la Escuela Municipal de música.

Imagino que estará tranquilo cuando a los niños con necesidades alimenticias se les niegan las becas de comedor que concede el Ayuntamiento por las deudas de sus padres.

E imagino que también les dará igual que se construya antes un pipican eliminando un trozo de zona verde antes que un espacio para los niños y jóvenes para practicar con los patines y monopatines que ustedes han convertido en objetos ilegales que pueden provocar una nueva multa para sus familias.

Ya me dirá qué siente cuando la policía haga identificaciones en los parques y plazas a los niños que estén jugando a la pelota.

Lamentablemente tenemos un gobierno municipal enemigo de la infancia mientras el pueblo de La Almunia en su mayoría es sensible a sus problemas y defensor de sus derechos.

Quizás algún día también tenga que pedir perdón. Para entonces seguro que será demasiado tarde como le pasa a su presidente de partido con sus compañeros corruptos que como usted nos pedían austeridad.

Read Full Post »

PROHIBIDO PROHIBIR

Read Full Post »

Older Posts »